USTEA se moviliza por la cobertura de plazas de personal de limpieza en Escuela Divina Providencia de Puente Genil (Córdoba)

5 - abril - 2019 Actualidad y Novedades. | Córdoba | Prensa

 

PRENSA. ONDA CERO CÓRDOBA

Un grupo de madres y el sindicato USTEA reclaman que se cubran dos vacantes de personal de limpieza en la Escuela Divina Providencia

 

Concentración de madres y miembros del USTEA a las puertas de la Escuela Infantil "Divina Providencia" de Puente Genil.Concentración de madres y miembros del USTEA a las puertas de la Escuela Infantil «Divina Providencia» de Puente Genil.

La Escuela Infantil «Divina Providencia» está sufriendo una situación inadmisible. Desde el 7 de enero del presente año, la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía no cubre las dos bajas de Personal de Servicio Doméstico (PSD), por lo que el centro sólo cuenta con tres trabajadoras de las cinco que contempla la relación de puestos de trabajo. En consecuencia, acarrea una serie de sobrecargas laborales para las empleadas en activo que derivan, según denuncia la Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (USTEA), en ansiedad, estrés, dolores, y agotamiento tras producirse una jubilación total de una empleada que ocupaba un puesto de personal de limpieza y alojamiento.

El responsable de educación del sindicato en Andalucía, Paco Sotillo, señalaba a la Junta de Andalucía por «condenar al ostracismo más radical a los centros de titularidad pública». Los hechos, a juicio de Sotillo «dramáticos», ocurren en un centro que cuenta con cerca de 100 alumnos de entre 0 y 3 años con una superficie total de 2.886 m2 divididos en seis aulas, cocina, oficina, comedor, despachos, aseos para el personal y en cada aula, patios en interior y exteriores, y vestíbulo.

Desde el sindicato, además, subrayan que por las características que engloba el alumnado al que da cobertura la escuela «Divina Providencia» debe haber una importancia y un rigor con las medidas higiénico-sanitarias. El compromiso de la comunidad educativa en su reclamación llega a tal nivel que los propios padres han iniciado una campaña de firmas a la cual se han sumado familiares de los alumnos, y aseguran que seguirán buscando más apoyos a las puertas de otros centros de la localidad.