Ustea critica que la Alhambra se queda en cuadro durante los meses de verano

12 - julio - 2018 Actualidad y Novedades. | Prensa

NOTA DE PRENSA

La Alhambra deja de contratar a decenas de trabajadores en verano

USTEA denuncia la situación del monumento por la falta de personal

 

Como todos los años y para sustituir al personal de vacaciones en la Alhambra (108 contratos), se han realizado diversos llamamientos de la bolsa de sustituciones. Para el periodo de junio-julio, no se han cubierto dieciséis (16) puestos de trabajo. A día de hoy, faltan treinta plazas (30) por cubrir en el periodo de agosto-septiembre; ambos sin contar con las bajas médicas (ver tabla).

 

categoría

necesarios

cubiertos

diferencia

Jardineros-as

10

1

-9

Peci’s

60

44

-13

Expendedores-as

12

9

-3

Limpiadores-as

5

0

-5

 

El año pasado (2017) se cubrieron todas las plazas propuestas ¿Qué perjuicio supone esto para la Alhambra?

En primer lugar, hay espacios que pueden quedar desprotegidos, sin vigilancia (como por ejemplo, los Baños de la mezquita, bosques y jardines); los cambios de turno pueden quedar vacíos; además, los trabajadores hacen más horas extras de las permitidas.

En cuanto a jardinería, las cuadrillas se encuentran con la mitad de efectivos en labores de semillas y sembrado, poda, regadío y demás trabajos. La zona del Secano es la más afectada.

Con todo, es la visita del público y la imagen del monumento las que más se resienten de esta falta de previsión, compromiso y rigor administrativo a la que, por desgracia, nos tiene acostumbrados el Patronato.

Desde USTEA denunciamos que “la bolsa de sustituciones, además de ilegal según la sentencia de 29 de diciembre de 2017, no resulta un instrumento útil y eficaz para atender a los intereses de servicio público del principal monumento de España”.

Evidentemente, tampoco es capaz de generar empleo para cubrir las necesidades de personal de la Alhambra. Y todo ello por la obcecación de un sindicato y de un Patronato incapaces de entender las exigencias del servicio público.

Al no saber cómo ejecutar una sentencia firme, la Junta ha paralizado la imprescindible actualización de este sistema para poder adecuarlo a las necesidades reales del monumento. Este verano, por tanto, y a pesar de los esfuerzos del departamento de personal del monumento, la Alhambra se encuentra aún peor dotada de personal. 

Son cuestiones como estas –tan incomprensibles para la opinión pública- las que están llevando al descrédito a la Alhambra. Pedimos que quién tomó las decisiones, se haga responsable de sus consecuencias.

Granada, a 11 de julio de 2018