18 de mayo: Día Internacional de los Museos. Ustea ve «preocupante» la situación de monumentos andaluces y dice que las plantillas «no se han modificado en 28 años»

18 - mayo - 2018 Actualidad y Novedades. | Prensa

NOTA DE PRENSA 

Para USTEA hay una disparidad de trato inaceptable

Los museos andaluces en su laberinto

Los museos andaluces tienen este viernes 18 de mayo su día de exposición mediática. Si en 25 años han triplicado su número de visitantes, hoy nos encontramos con una delicada situación dual y contradictoria. De una parte viejos museos, con instalaciones obsoletas, problemas de conservación y una estructura de personal de hace décadas. De otra, museos remodelados recientemente, con buenas instalaciones pero con poco personal y servicios a medio gas.

Más allá de las políticas de relumbrón mediático, basadas en exposiciones temporales que van camino de prolongarse hasta hacerse permanentes (Museo Ibero, Jaén, y Museos Arqueológicos de Sevilla y Granada), en la inauguración de centros sin personal (Museo Ibero) o en la apertura de servicios en diferido (Museo de Málaga, en el que recientemente se ha abierto la cafetería aunque aún queda pendiente la sala de exposiciones temporales), la realidad se impone. Más allá de sus imágenes promocionales, los museos andaluces presentan numerosas necesidades.

El problema más inmediato al que se enfrentan es la cobertura de sustituciones en verano. A un mes del inicio de las vacaciones, todavía no están aprobadas en todos los centros; incluso los museos del interior permanecerán cerrados el verano por la tarde (julio y agosto) porque la Junta no puede asumir su apertura completa durante todo el año. Además, la falta de personal impide el disfrute pleno de los derechos laborales (así, en algunos museos los trabajadores no pueden pedir un martes como día de asuntos propios o descanso adicional). Hay que recordar que la normativa de contención del gasto ya permite contratar personal de atención al público.

Como ocurre en los demás centros de Cultura (Archivos, Bibliotecas y Monumentos), la Administración se viene comprometiendo a crear un Grupo de Trabajo para el estudio de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que todavía no se ha reunido y cuya necesidad hemos reiterado en varias reuniones: 10 de mayo de 2017 y 15 de diciembre de 2017), prolongando una situación técnica de servicios mínimos en muchos casos (10 de mayo de 2017).

En conjunto, los 21 museos andaluces demandan más de 80 nuevos puestos de trabajo (32 vigilantes nuevos, 8 expendedores, 8 restauradores, 8 auxiliares administrativos, diverso personal de mantenimiento, servicios y hasta personal técnico en conservación y difusión), una dotación que la Junta de Andalucía tendrá que abordar en los próximos años si quiere gestionarlos con estándares internacionales y homologar servicios y horarios de apertura.

En el mismo sentido de mejora del servicio, creemos que es imprescindible elaborar una sencilla normativa conjunta que unifique los servicios, mejore su prestación pública, refuerce la seguridad de bienes y visitantes y cree una marca-imagen conjunta.

No hay normas internas de funcionamiento ni actuaciones protocolizadas. Así, ante la ausencia de personal técnico y administrativo, es el de atención al público el que debe resolver dudas y tomar decisiones frente a incidencias que afectan a una visita pública que excede en mucho de un horario administrativo. No entendemos la pasividad de la Administración para resolver estos problemas técnicos cuando ya hay recomendaciones oficiales al respecto (tema de las mochilas, etc.). En este sentido, USTEA ha propuesto repetidamente la redacción de ‘Normas comunes de visita’ y ‘de uso’, y de ‘Protocolos de cierre en circunstancias atmosféricas adversas (lluvia, nieve, calor, viento)’, ‘de comunicación interno diario de incidencias’ y ‘sobre las mochilas y carritos de bebe’ en museos y conjuntos (escritos de 1 de diciembre de 2015, 21 de diciembre de 2016 y 23 de marzo de 2018).

Hemos elegido la problemática de varios museos andaluces como ejemplo de esta situación:

GRANADA 

Mientras, la Junta pretende abrir el Museo Arqueológico de Granada con una exposición temporal, y con toda la parafernalia mediática que conlleva esta apertura, resulta que en toda su la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), compuesta por ocho funcionarios sólo están cubiertas dos plazas (por ejemplo, faltan administrativos y conservador); con lo que el trabajo de administración recae en una auxiliar administrativo y en su restaurador (laboral). En lo que concierne a las plazas laborales, no están cubiertas la de, oficial segunda de oficios ni la de conserje, lo que los cuadrantes de turnos por ejemplo, recaen él estos mismos trabajadores. Por otro lado el personal restante (vigilantes y expendedoras) es el personal que se ha retraído de otros centros donde estaban reubicados (Museo de Bellas Artes y Casa de los Tiros) quedando este último centro  desamparado: a veces hay un solo vigilante por lo que deben cerrarse salas y plantas.

El lavado de cara que ha constituido la reforma y apertura al público de, solamente, dos salas en la primera planta (de las muchas que tuvo abiertas), no ha acabado con las humedades. Tampoco se va a hacer reapertura de la segunda planta y de hecho, la sala de trabajadores presenta una disposición y servicios de otra época, junto a humedades inaceptables en cualquier centro de trabajo. Hay otros elementos impropios de un centro moderno como el incómodo y antiergonómico mobiliario de atención al público.

Todo ello es resultado de la cerrazón por reformar después de ocho largos años del Museo Arqueológico de Granadino. Museo cuan tanta belleza escultórica guardaba en sus entrañas  y se ha visto privada de su libertad expositiva).

JAÉN

Los problemas de personal del Museo, que USTEA denunció en su momento, llevaron a la Administración a proponer una plantilla que debió ampliar en negociación el pasado 18 de febrero en justamente las que había pedido este sindicato.

Finalmente, las 23 plazas están dotadas en presupuesto y ahora están pendientes de selección por Función Pública de la Junta. Hasta hace unos días, la previsión para la cobertura de plazas era el 1 de julio pero existe fundado temor a que no se cubran para septiembre. A día de hoy, sólo la directora es empleada pública y su plaza la única ocupada. A la empresa privada que gestiona la atención al público de la exposición temporal se le está renovando mensualmente el servicio.

Además, prácticamente falta todo lo relativo a la exposición permanente. Excepto el plan museológico (bastante avanzado), ni se ha conveniado con el Ministerio la cesión de piezas, ni se ha licitado la redacción y ejecución del Proyecto Museográfico, cuyo pliego de licitación conjunto permitirá en su día abreviar los plazos.

Así, con planteamientos realistas, no podremos hablar de un verdadero Museo Ibero (con personal, exposición permanente y servicios complementarios) hasta dentro de tres años.

SEVILLA

Ni el Museo Arqueológico de Sevilla ni el de Artes y Costumbres Populares de Sevilla cuentan con presupuesto estatal para el demandado y esperado proyecto de reforma integral, que parece ser ya más una quimera que una realidad. El de Artes y Costumbres Populares de Sevilla tiene cerrada y en pésimo estado de conservación la segunda planta, con el agravante de que el edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural. El Museo de Bellas Artes de Sevilla lleva años y años esperando una ampliación que nunca llega.

La RPT del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla es de 24 vigilantes de los que tan solo están cubiertas 16, incluyéndose en éstas dos que proceden del malogrado Museo Casa Murillo que se cerró y reubicó a su personal en otras Unidades. El argumento de la Administración para no cubrirlas es que una planta está cerrada.

Tanto las RPT’s del Museo Arqueológico como el de Bellas Artes están completas y no se estudia su necesaria actualización para la envergadura de un museo europeo de estas características.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

EN PRENSA: LA VANGUARDIA 


Ustea ve «preocupante» la situación de monumentos andaluces y dice que las plantillas «no se han modificado en 28 años»

  • El sindicato Ustea califica de «preocupante» la situación de los museos y monumentos andaluces, y asegura que a pesar de «ser uno de los principales activos turísticos y culturales» y de los últimos datos oficiales de visitas, las plantillas «no han sido prácticamente modificadas desde su creación en 119». El sindicato hace estas reivindicaciones con motivo de la celebración este 18 de mayo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios impulsado desde 1983 por la Unesco para difundir el valor cultural y salvaguardar el patrimonio construido.

 

 

 

 

18/04/2018 11:22

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

El sindicato Ustea califica de «preocupante» la situación de los museos y monumentos andaluces, y asegura que a pesar de «ser uno de los principales activos turísticos y culturales» y de los últimos datos oficiales de visitas, las plantillas «no han sido prácticamente modificadas desde su creación en 119». El sindicato hace estas reivindicaciones con motivo de la celebración este 18 de mayo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios impulsado desde 1983 por la Unesco para difundir el valor cultural y salvaguardar el patrimonio construido.

Así, destaca que Andalucía cuenta con 31 conjuntos y enclaves monumentales y arqueológicos adscritos a la Red de Espacios Culturales de Andalucía creada en la Ley de Patrimonio de Andalucía de 2007, y manifiesta a través de un comunicado, que pese a ser un día de conmemoración también «debe ser un día de reflexión sobre el estado de estos, uno de los principales activos turísticos y culturales que han recibido el último año en conjunto casi 5,3 millones de visitantes».

Según Ustea, los últimos datos oficiales disponibles subrayan que en 2017, 5.295.021 personas visitaron los 31 monumentos gestionados directamente por la Junta de Andalucía. Los monumentos más visitados son la Alhambra (con 2.704.930 visitantes), la Sinagoga de Córdoba (con 617.200), el Teatro Romano de Málaga (con 369.200) y la Alcazaba de Almería (284.504 personas).

Pero, y pese a las visitas, el sindicato expone que la situación es «preocupante» y que esta «dista mucho de ser halagüeña», pues «a las necesidades históricas de los centros (que arrastran desde su constitución) se ha unido los efectos de la no cobertura de plazas». Así, asegura que las plantillas de los conjuntos «no han sido prácticamente modificadas desde su creación en 1990, hace 28 años».

En este sentido, Ustea explica que hace ya año y medio propuso analizar las necesidades de personal de aquí a cuatro años (fecha de vigencia de los comités) y establecer prioridades con criterios consensuados y uniformes, cuestión que «venimos reiterando», y a la que la Administración «respondió proponiendo la constitución del Grupo de Trabajo para el estudio de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que todavía no se ha reunido y cuya necesidad hemos reiterado en varias reuniones, denunciando la situación técnica de servicios mínimos que se prolonga durante años».

Al respecto, la central sindical afirma que «es necesario acabar con las adscripciones provisionales creando en RPT las plazas ahora cubiertas por este procedimiento excepcional y transitorio», y como ejemplo en este sentido asegura que «del Museo Arqueológico se ha trasladado personal a la Sinagoga de Córdoba y del Museo y Archivo a la Alcazaba de Almería», lo cual demuestra que la Administración»reconoce que estos centros están».

También considera «injustificable la ausencia de entradas a los conjuntos, mientras los museos si disponen de ellas y de expendedores, y critica que los monumentos de la Junta «tampoco cuentan con auxiliares de instituciones, categoría laboral consolidada en los museosdonde realizan diversas labores», por lo que dice «no entender esta injustificable diferencia de trato entre museos y conjuntos».

En cuanto a la vigilancia de los centros, tanto para losvisitantes como de los bienes protegidos, Ustea dice que ha propuesto criterios técnicos homologados y unificados para dotarlos, porque «creemos que debe existir un vigilante por 600 metros cuadrados al aire libre y 200 cubiertos no compartimentados». Además, denuncian «la asimilación de funciones de vigilancia por empresa privada en algunos centros, como en el museo de Madinat alZahra o el relevo en taquillas de acceso por empleados de empresa de seguridad en la Alcazaba de Almería».

En el aspecto de personal, puntualiza que «al problema del envejecimiento del personal, hay que unir la necesidad de hacerprevisiones para cubrir las necesidades laborales a medio plazo». Según estimaciones del sindicato, «entre el 65 y el 70% del personal se va a jubilar definitivamente en doce años (de ahora a 2030) en los centros de Cultura, incluso ampliando la edad a los 67 años», por tanto, añade, «hay que abordar de una vez el problema del personal».

«Los ocho conjuntos monumentales y arqueológicos andaluces demandan más de 100 nuevos puestos de trabajo –20 auxiliares administrativos, 26vigilantes nuevos, 20 expendedores, 8 restauradores y diverso personal de mantenimiento y servicios–, una dotación que la Junta tendrá que abordar en los próximos años si quiere gestionarlos con estándares internacionales, sobre todo cuando se consigan los reconocimientos de Patrimonio de la Humanidad a los que se opta», manifiesta Ustea.

PIDE UNA NORMATIVA CONJUNTA QUE «UNIFIQUE» SERVICIOS

El sindicato ve también «imprescindible elaborar una sencilla normativa conjunta que unifique los servicios, refuerce la seguridad y mejore su prestación pública» y propone tanto la redacción de normas comunes de visita y de uso como de protocolos de cierre en circunstancias atmosféricas adversas –lluvia, nieve, calor, viento–, de comunicación interno diario de incidencias y sobre las mochilas y carritos de bebe.

Por último, Ustea señala que «ha venido proponiendo en las mesas de negociación con la Consejería de Cultura la dotación de casetas de control de visitas para la vigilancia en exterior en Madina, Itálica y otros conjuntos que no presenta ninguna medida de protección para los vigilantes al aire libre y la mejora de las de la Alhambra».

«Precisamente, la reciente sentencia firme dictada por el TSJA sobre la necesaria mejora de las condiciones de trabajo a la intemperie en el monumento granadino ha mostrado claramente la despreocupación de la Junta de Andalucía en la obligación de adoptar medidas preventivas para la protección de la salud y seguridad de su personal», concluye.